Como estaba previsto y ya hemos informado en otros “newsletters”, el  1 de julio las empresas que tienen ingresos mayores de seis millones de euros, tendrán la obligatoriedad de informar en tiempo real de sus facturas a la Agencia Tributaria.  Esto en la práctica obligará a las compañías a impulsar la modificación de sus sistemas informáticos para cumplir con el requisito del “suministro inmediato de información (SII)”, así se ha bautizado el sistema para mejorar la gestión del IVA. Según la información que nos ha llegado, ya hay más de 300.000 registros.

El Corte Inglés, Endesa, Iberdrola, Mercadona, Michelín, Repsol, Telefónica, Vodafone, Orange, Cortefiel, Cirsa, García Carrión…son algunas de las empresas que ya están enviando sus facturas al sistema.

A partir del 1 de julio,  será obligatorio para las grandes compañías el envío telemático de su facturación en tiempo real, además dispondrán de cuatro días desde que emiten o reciben la factura para informar a Hacienda. Evidentemente esta medida está pensada por la administración para luchar contra el fraude; además de una estimación de aumento de recaudación de unos 350 millones de euros al año.

SANCIONES:

Hay que tener en cuenta que hacienda sancionará los retrasos con multas de un 0,5% del importe de la factura objeto del registro, con un mínimo trimestral de 300 euros y un máximo de 6.000 euros.

Evidentemente el nuevo sistema está generando cierto malestar entre las empresas, teniendo en cuenta que tendrán en muchos casos que asumir los costes de adaptar sus programas empresariales a dichos requerimientos. Y en el caso de las empresas proveedoras de software, iniciar una carrera de desarrollo para tener las aplicaciones listas.

Se prevé, pero no es oficial, que Hacienda será comprensiva durante los primeros meses de puesta en marcha del sistema, e incluso, teniendo en cuenta las dificultades,  se rumorea que dicha medida de gracia se podrá extender hasta el próximo año.