IBM Watson es una tecnología pionera de computación cognitiva abierta. Representa una nueva era donde los sistemas procesan los datos como lo haríamos los humanos.

Watson es capaz de:

  • Leer y entender el lenguaje humano, con sus múltiples matices y giros lingüísticos.
  • Responde a preguntas complejas en pocos segundos analizando toda la información disponible, formula hipótesis y responde con aquello que tiene un mayor nivel de confianza, presentando su razonamiento de forma clara y sencilla.
  • Aprende de cada interacción siendo cada vez más inteligente.

Un hecho que explica por qué los sistemas cognitivos son tan necesarios es el surgimiento del big data. Todos los días se generan 2.500 millones de gigabytes de datos. Al trabajar para tomar decisiones basadas sobre la información, las organizaciones necesitan sistemas avanzados que sean capaces de procesar cantidades masivas de datos estructurados y no estructurados, y producir conocimientos accionables en cuestión de segundos. 

Hoy en día, el 80% de los datos no están estructurados, generándose más de 2.500 millones de gigabytes de datos diarios (redes sociales, sistemas empresariales, noticias, investigaciones,…), siendo indispensable sistemas avanzados, como Watson, que sean capaces de procesar esta ingente cantidad de datos, para que las organizaciones produzcan conocimientos accionables.

Un ejemplo de ello, es que Watson analizó 70.000 artículos científicos, gracias a  la colaboración entre Baylor College of Medicine e IBM, identificando en cuestión de semanas y con precisión seis proteínas que modifican la proteína p53, relacionada con muchos tipos de cáncer; en vez de en más seis años, según promedio. 

Con la computación cognitiva, el objetivo de IBM es ayudar a las organizaciones a tomar decisiones más acertadas, fundamentadas en el análisis de la información -big data-. Si las personas complementan su capacidad de razonar y pensar con tecnologías como IBM Watson, trabajando conjuntamente, podrán mejorar su capacidad de tomar decisiones.