• El software empresarial deberá mejorar la capacidad de respuesta a los clientes, proveedores y colaboradores comerciales.
  • Ha de mejorar la experiencia de los clientes y la productividad de los empleados.
  • Disponer de la suficiente flexibilidad para adaptarse a los continuos cambios del mercado.
  • Poder utilizar la información para mejorar la toma de decisiones de negocio.
  • Aumentar la seguridad y la disponibilidad de la información.
  • Permitir el retorno de la inversión en un tiempo razonable.