Por la experiencia que tenemos en la implantación, y teniendo en cuenta normalmente el inevitable traspaso de información de una aplicación previa, la estimación para tener los circuitos de compra, venta y contabilización funcionando,  es de 3 meses, muy por debajo de otros ERPs.