El gran paradigma y el reto económico al que se enfrentan las empresas hoy en día, hace necesario contar con herramientas eficientes que permitan no solo consolidar el modelo de negocio, sino también anticipar riesgos.
 
La clave es disponer del software empresarial que nos permita automatizar procesos, de forma que el personal y los ejecutivos puedan centrarse en aquellas tareas que aporten más valor. Algunos procesos administrativos son burocráticos y no mejoran la cuenta de resultados, por lo que, sin duda, deberían ser automatizados con la herramienta de software adecuada.
 
“De las situaciones económicas adversas se puede salir, pero para ello nos debemos apoyar en las herramientas adecuadas”.
 
Requisitos básicos para que un ERP nos aporte valor:
  • El software empresarial deberá mejorar la capacidad de respuesta a los clientes, proveedores y colaboradores comerciales.
  • Ha de mejorar la experiencia de los clientes y la productividad de los empleados.
  • Disponer de la suficiente flexibilidad para adaptarse a los continuos cambios del mercado.
  • Poder utilizar la información para mejorar la toma de decisiones de negocio.
  • Aumentar la seguridad y la disponibilidad de la información.
  • Permitir el retorno de la inversión en un tiempo razonable.
 
Invertir en lo estratégico
 
Teniendo en cuenta la incertidumbre económica, ha llegado el momento de dotar a la empresa de herramientas que nos permitan anticipar riesgos y despejar las incertidumbres. Hoy en día disponer de un software que nos permita facturar, llevar nuestro almacén, la cartera de cobros y pagos, así como la contabilidad, es un requisito básico, pero no suficiente.
Todos los procesos anteriores se convierten en pasado desde el mismo momento que se registran, por ello se hace necesario contar con herramientas de simulación y automatización que nos puedan permitir atisbar un escenario económico en el futuro inmediato, para poder tomar las medidas necesarias.
 
Para saber si disponemos de la herramienta de gestión empresarial adecuada nos deberíamos hacer las siguientes preguntas:
  • ¿Necesitamos AUTOMATIZAR la mayoría de nuestros procesos de negocio para ser más competitivos y eficientes?
  • ¿Necesitamos que nuestro crecimiento y nuestra EXPANSIÓN, no esté frenada por nuestra actual aplicación informática?
  • ¿Tenemos la necesidad de PLANIFICAR para que los procesos críticos no estén pendientes de que alguien se acuerde de…?
  • ¿Es imprescindible FIDELIZAR, afianzar y hacer crecer nuestra cartera de clientes, teniendo mayor conocimiento sobre sus necesidades?
  • ¿Es imprescindible contar con un sistema sólido donde la INTEGRIDAD de la información esté garantizada?
  • ¿Es importante contar con una herramienta que nos permita tener información al instante para poder ADELANTARNOS A SITUACIONES DE RIESGO EMPRESARIAL?
Si todas o la mayoría estas cuestiones son importantes para Vd. y su actual ERP o aplicación de gestión empresarial no da respuesta a la mayoría de estas preguntas estratégicas, sería el momento de plantearse cambiar de herramienta.

Hay que invertir en un ERP que garantice el avance de la empresa, por encima de otras inversiones menos estratégicas. 

Deje su comentario