Mensajes como “¡Enhorabuena! Ha sido elegido ganador de un gran premio. Para recibirlo pinche aquí” son muy típicos hoy en día en internet. Intenta llamar la atención del público con premios, regalos, y “gangas” con límite de tiempo. Es muy importante no caer en la tentación para clickar en los enlaces, pues al hacer click en este tipo de mensajes, se corre el riesgo de ser víctima de un fraude, robo de contraseñas y claves de acceso e incluso de robo de dinero. Para ello, he aquí unas sugerencias para detectar fraudes en internet y cómo no ser víctimas de este tipo de ataques.

Para empezar, este tipo de fraude y engaño se conoce como el “phishing”(la pesca), al principio este tipo de mensajes solo llegaban a la bandeja de entrada del correo y era tan fácil como marcarlos como “spam”, sin embargo con el uso de los smartphones, las redes sociales y en concreto, el uso de Whatsapp, esta práctica se ha generalizado en diversos medios.

Este tipo de mensajes son creados por ciberdelincuentes, pero distribuidos por familiares y amigos que desconocen la verdadera naturaleza de estas acciones. Los mensajes que contienen un enlace al que hay que pinchar para “recibir regalo o premio”, generalmente solicitan información personal, así como contraseñas. Para engañar al mayor número de personas, este tipo de webs suelen tener apariencia de páginas webs “oficiales” del producto con el que se quiere atraer. Incluso muchas veces, el nombre de la supuesta página web oficial está ligeramente modificado, con un pequeño cambio imperceptible para el usuario.

Las propias redes sociales de los organismos de seguridad como Policía Nacional o Guardia Civil, se encargan de desmentir estos “fakes” o bulos. Premios tan sonados como un año de suscripción gratis a Netflix o tarjetas de regalo de compra de Mercadona son solo ejemplos de la capacidad de cliks picados que pueden conseguir este tipo de estafas.

Como principio parece que cliquear en este tipo de mensajes no es perjudicial en sí, si no deja sus datos (cuenta bancaria, contraseñas, datos personales,…), pero tenga en cuenta que puede caer también en una base de datos de direcciones de correo electrónico, para trasmitir malware o realizar campañas de correos masivos con estas estafas.

Para ello es muy importante saber identificar este tipo de mensajes:

  • Logos borrosos, correos mal escritos con mala ortografía y malas traducciones son indicadores de posibles fraudes.
  • Recordar que los bancos NUNCA PIDEN DATOS POR EMAIL.
  • No dar datos personales por internet a no ser que se conozcan bien la entidad.
  • Las webs seguras comienzan por https:// y debe aparecer un pequeño candado cerrado en el navegador.
  • Se debe desconfiar de todos los mensajes de premios o regalos y promociones que no se ha solicitado, en caso de que lleguen, la mejor solución es marcarlo como SPAM o eliminarlo directamente.
  • No clicar en los enlaces ni llamar a los números de teléfono largos que aparecen.
  • Utilizar antivirus.
  • No reenviar.